FIPAS

Forest Fire Prediction Alarm System

DOCUMENTOS

Politica Medioambiental



NETWORK & SATELLITE SYSTEM (NASSAT) (en lo sucesivo “NASSAT”) tiene atribuida la responsabilidad de formular la estrategia y aprobar las políticas corporativas de NASSAT, así como de organizar los sistemas de control interno. De conformidad con lo dispuesto con los valores incardinados en el Código de Conducta, el desarrollo por parte de NASSAT de prácticas medioambientales sostenibles, el uso de energías limpias, el respeto por el medioambiente y la colaboración en desarrollos tecnológicos que sean propicios para la conservación medioambiental son los pilares de su modelo de actividad.



1. Finalidad


La Política medioambiental tiene la finalidad de proyectar a todas las personas vinculadas con el Modelo de Cumplimiento de NASSAT que se relacionan con NASSAT el respeto por el medioambiente.


A este respecto, NASSAT considera el medioambiente como el elemento central del concepto de sostenibilidad y, en particular, uno de los tres pilares para alcanzar un modelo de actividad sostenible, junto con la competitividad y un desarrollo tecnológico compatible con el respeto medioambiental.


NASSAT, consciente de su potencial para contribuir a la conservación y protección del medioambiente, ha asumido voluntariamente como uno de los principios básicos del desarrollo de su actividad la lucha contra el cambio climático y la preservación de la biodiversidad.


Además, NASSAT concibe el respeto por el medioambiente como uno de los valores corporativos que determinan toda su estrategia de negocio al ser clave en la configuración de un modelo sostenible, lo que se traduce, en el ámbito medioambiental, en menores emisiones y mayor eficiencia en el uso de la energía, así como en el cumplimiento de la normativa ambiental y de las mejores prácticas internacionales establecidas en esta materia.


Con todo ello, NASSAT da respuesta a las expectativas en relación con la preservación del medioambiente, las exigencias regulatorias cada vez más intensas en línea con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) seis, siete, doce, trece, catorce, quince y diecisiete aprobados por la Organización de las Naciones Unidas.



2. Ámbito de aplicación


Esta Política medioambiental es aplicable a NASSAT, y en lo que proceda, a las empresas contratadas que actúen en nombre de NASSAT, así como a las joint ventures, uniones temporales de empresas y otras asociaciones equivalentes, cuando NASSAT asuma su gestión.



3. Organización medioambiental activa y eficaz


La definición y ejecución de la Política medioambiental en NASSAT corresponde al órgano de administración. A estos efectos, NASSAT se ha dotado de una organización que aborda activa y eficazmente la gestión del medioambiente.


De esta manera, corresponde a dicho órgano de administración y al personal directivo de NASSAT establecer y supervisar la aplicación, respectivamente, de la estrategia y la organización medioambiental de la Sociedad.



4. Compromisos en materia medioambiental


El desarrollo de políticas medioambientales adecuadas orientadas al respeto por el medioambiente y la sostenibilidad de su actuación constituyen unos de los pilares básicos del modelo de actividad de NASSAT.


NASSAT considera esta dimensión medioambiental como una prioridad en la planificación de sus negocios. Esto la obliga a promover la innovación, la ecoeficiencia y la reducción progresiva de los impactos ambientales en las actividades que desarrolla, con el fin de que su actividad se convierta en un motor sostenible de la economía y en una aliada del desarrollo equilibrado. Por ello, consciente de la importancia de este factor para el desarrollo de su misión empresarial, para sus clientes y accionistas y para otros grupos de interés relevantes con los que interactúa, NASSAT se compromete a promover la innovación en este campo y la ecoeficiencia (reducción del impacto ambiental por unidad de producción), es decir, a reducir progresivamente los impactos medioambientales de sus actividades, instalaciones, productos y servicios, así como a ofrecer, promover e investigar soluciones ecoeficientes en su mercado, armonizando así el desarrollo de sus actividades con el legítimo derecho de las generaciones presentes y futuras a disfrutar de un medioambiente adecuado.


En este sentido, esta Política se orienta en la lucha contra el cambio climático recogiendo como objetivo concreto de reducción gradual de la intensidad de emisiones de gases de efecto invernadero, la optimización de la gestión del agua, residuos peligrosos y no peligrosos a través de sistemas implantados que fijan objetivos y metas sobre, entre otros aspectos, la reducción de residuos, el uso de buenas prácticas en el uso del agua y la utilización de materiales reciclados, contribuyendo así a la transición hacia una economía circular.



5. Instrumentos para la asunción e impulso de los compromisos medioambientales


Los compromisos NASSAT en materia medioambiental son impulsados a través de:


  1. Una estructura organizativa y de responsabilidades claramente definidas en el ámbito del medioambiente y la sostenibilidad en general.

  2. Esta Política medioambiental se encuentra vinculada a actuaciones concretas de NASSAT relacionadas con aspectos concretos de relevancia, como son la biodiversidad y el cambio climático.

  3. La consideración de la variable ambiental en las políticas de control y gestión riesgos.

  4. Un sistema de gestión ambiental, que permite reducir los riesgos ambientales, mejorar la gestión de los recursos y optimizar las inversiones y los costes.

  5. La dotación de presupuestos específicos.

  6. La elaboración periódica de planes estratégicos concretos, que determinan las prioridades estratégicas y los asuntos clave en materia medioambiental.

  7. El establecimiento de objetivos concretos y verificables de carácter medioambiental.

  8. La formación y la información a personal directivo y empleados.

  9. La colaboración con proveedores para que el respeto del medioambiente sea un principio que informe toda la cadena de producción de valor de NASSAT.

Todo ello de modo que los diferentes niveles de la organización sean conscientes de la importancia del respeto al medioambiente en la planificación y posterior desarrollo de las actuaciones de NASSAT, y de que todos los empleados contribuyan con su trabajo diario al cumplimiento de los objetivos que se adopten en este campo.



6. Principios básicos de actuación de NASSAT en materia medioambiental


Para lograr la puesta en práctica de estos compromisos, NASSAT se guiará por los siguientes principios básicos de actuación:


  1. Respetar la normativa medioambiental vigente y, en la medida de lo posible, anticiparse a la aplicación de la nueva normativa, cuando sea más exigente, y cumplir con los compromisos voluntariamente adquiridos y con la normativa internacional de comportamiento ambiental, especialmente cuando estos sean más ambiciosos.

  2. Conocer y evaluar de forma continua los riesgos medioambientales de sus actividades, así como mejorar y actualizar constantemente los mecanismos diseñados para mitigarlos o erradicarlos.

  3. Establecer indicadores y sistemas de reporte que permitan conocer y comparar de forma objetiva el impacto ambiental de las distintas actividades, categorizándolos y permitiendo la trazabilidad de sus causas, con el objetivo de poder emplear dicha información de forma eficaz en el proceso de toma de decisiones de su actividad.

  4. Prevenir la materialización de dichos riesgos y, en su caso, atenuar las consecuencias de dicha materialización.

  5. Integrar plenamente la dimensión medioambiental y el respeto al entorno natural en la estrategia de NASSAT.

  6. Asegurar permanentemente la compatibilidad de la protección del medioambiente, la satisfacción de las necesidades sociales en sus desarrollos I+ D y la creación de valor sostenible a través de la innovación y la ecoeficiencia, contribuyendo a un modelo de actividad sostenible y responsable.

  7. Consumir responsablemente, haciendo un uso sostenible de los recursos y aumentando la circularidad de su actividad.

  8. Incorporar la dimensión medioambiental a los procesos de decisión sobre las inversiones y a la planificación y ejecución de actividades, fomentando su consideración en los análisis coste-beneficio.

  9. Establecer sistemas de gestión adecuados, basados en la filosofía de la mejora continua, que contribuyan a reducir los riesgos medioambientales y que incluyan: un esfuerzo continuo de identificación, evaluación y reducción de los efectos medioambientales negativos de las actividades, instalaciones, productos y servicios.

  10. La información y formación a los empleados sobre los efectos derivados del desarrollo de procesos y productos, para minimizar los efectos negativos de sus actividades sobre su salud y sobre el medioambiente.